LA MAGIA DEL AJO

image

Ajo por vetcw3

Las constantes investigaciones sobre las propiedades del ajo le atribuyen gran cantidad de beneficios, entre otros, mantener salud cardiovascular, mejorar el sistema inmunitario, poseer propiedades antimicrobianas y anticancerígenas. El ajo contiene gran cantidad de nutrientes como vitaminas A y C, potasio, fósforo, azufre (incluyendo 75 compuestos sulfurados diferentes), selenio y una variedad de aminoácidos. Su componente más activo sería la allicina, que se forma cuando el ajo es cortado, picado o de alguna otra manera procesado. La allicina sería la que le otorga el aroma y sabor tan característicos.

En el sistema cardiovascular:

Los estudios sobre el ajo más convincentes son los que proponen su acción disminuyendo la probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón y disminuyendo el nivel de colesterol en sangre. Los investigadores de la Penn State University encontraron que el ajo disminuye la producción de triglicéridos y colesterol en el hígado y sangre de las ratas. Recordemos, que altos niveles de colesterol y triglicéridos aumentan el riesgo de contraer enfermedades cardíacas.

Otra propiedad observada es su capacidad de hacer la sangre más fluida y disminuir la probabilidad de formación de coágulos, disminuyendo el riesgo de padecer obstrucciones en los vasos. También podría ayudar a prevenir, e incluso revertir, la aparición de arteriosclerosis (la enfermedad caracterizada por el depósito de placas de grasa en las paredes de las arterias).

Un poderoso antimicrobiano

Estudios del instituto Weizmann de ciencias en Israel*, describen la facultad del ajo de bloquear ciertas enzimas que los microbios utilizan para sobrevivir en los tejidos de los huéspedes. Estas enzimas son producidas por muchas bacterias y hongos, lo que le confiere al ajo actividad antimicrobiana de amplio espectro.

En la lucha contra el cáncer

Otros estudios de la facultad de salud y desarrollo humano de la universidad de Pennsilvania encontraron que el ajo evita la formación de nitrosaminas en tubos de ensayos. Las nitrosaminas son compuestos carcinogénicos que se absorben al consumir ciertos alimentos y agua. A su vez, esta información es coherente con la menor incidencia de casos de cáncer en las personas que consumen habitualmente grandes cantidades de ajo y cebolla.

Aunque se realizan miles de estudios sobre sus beneficios y acciones en el organismo, pocos de estos han sido efectivamente probados, la mayoría de ellos se basan en observaciones estadísticas de comunidades donde se consumen grandes cantidades de ajo. El Dr. Hensrud de la clínica Mayo en EEUU menciona: “Estamos razonablemente seguros de la habilidad del ajo para disminuir el colesterol y la aparición de coágulos sanguíneos, pero todavía no tenemos pruebas definitivas de los otros beneficios potenciales”. Aún así, el consumo de ajo regularmente dentro de la alimentación de una persona normal no tiene ningún tipo de contraindicaciones, por lo que se recomienda incluirlo en las comidas al menos 2 a 3 veces por semana.

Algunas fuentes consultadas:
Mayoclinic.com
*Antimicrobial Agents & Chemotherapy, October 1997

Ver recetas:

Gambas al ajillo

GAMBAS AL AJILLO

image

Gambas al ajillo por wEnDaLicious

Ingredientes para 4 porciones:

Gambas 500 gr
Ajo 5 dientes
Guindillas 2 unidades
Aceite 1oo ml
Sal a gusto
Perejil a gusto
Pimentón a gusto

Preparación:

Se pone el aceite en una cazuela de barro, cuando está caliente se le añade el ajo picado. Después de 1 minuto se añade la guindilla partida en trozos grandes, el perejil y por último las gambas peladas, el pimentón y sal. Se fríen unos minutos y se sirven calientes en la misma cazuela.

Gambas: camarones, variedad de crustáceo similar al langostino pequeño.
Guindillas: ají picante entero y desecado